Funcionamiento control de accesos

En todos los accesos desde la calle a los aparcamientos de Serrano se encuentra instalado un sistema de control compuesto por:
  • Barrera.
  • Equipo informático controlador de entrada.
  • Lector de tarjetas de abonados.
  • Emisor de tickets (excepto en las entradas exclusivas de residentes).
  • Detector de espiras magnéticas colocadas en suelo.
  • Cámara provista de OCR (programa de reconocimiento de texto) enfocada a la matrícula del vehículo.
  • Cámaras laterales para registro de entrada de vehículos.
Cuando se accede al aparcamiento desde una entrada mixta (residentes y rotación), existen en los accesos interiores a la zona de residentes los siguientes elementos que facilitan el control de accesos: - Barrera - Equipo informático controlador de entrada. - Lector de tarjeta de abonados. - Detector de espiras magnéticas colocadas en suelo.

En estos accesos interiores no existe lectura de matrículas puesto que el vehículo ya ha sido identificado al acceder en la primera entrada. Una vez que el vehículo ha entrado con su tarjeta de cesionario dentro del aparcamiento, en caso de haber utilizado una entrada mixta, dispone de un tiempo de cortesía para que acceda dentro de la parte de residentes. Si el cesionario agota este tiempo de cortesía, en el momento de intentar entrar en la parte de residentes mostrando su abono, el sistema no le permitirá la entrada, debiendo abonar su estancia en el centro de control.

Para entrar los cesionarios con su vehículo deberán acercar la tarjeta que le proporcionaremos en el momento de la firma de la addenda al módulo lector de tarjetas de abonados. En ese momento, al estar el vehículo situado sobre la espira magnética, se activa el sistema de lectura de matrículas.

Instantáneamente, se producirá una validación de los datos registrados en el sistema correspondientes al residente (matrículas autorizadas) y los datos leídos por la cámara OCR. En el caso de que los datos leídos por la cámara OCR coincidan con alguna de las matrículas autorizadas, el sistema manda una señal al controlador de entrada para que accione la barrera.

El sistema de lecturas de matrículas que se ha instalado en los aparcamientos de Serrano es un sistema ampliamente utilizado en aparcamientos. Sin embargo, este sistema viene a leer correctamente un 98% de las matrículas, pudiéndose presentar situaciones en las que no es posible realizar la validación. Por ejemplo, esta situación se dará si el vehículo que muestra la tarjeta de abonados corresponde a una motocicleta, en el caso de que la matrícula esté cubierta de barro, su pintura esté dañada o el vehículo tenga una placa de matrícula antigua o de fuera de la Unión Europea.

Si el cesionario accede sacando un ticket y luego intenta pasar su tarjeta para evitar así la lectura de matrículas, el sistema no le permitirá su acceso a la parte de cesionarios, pues esa tarjeta no ha registrado su entrada en el aparcamiento.

Todos los módulos en los que los clientes operan con el sistema tienen un botón de interfonía que en caso de ser pulsado direcciona la llamada al centro de control y de éste al centro de control centralizado si no se respondiera. En caso de varias llamadas al mismo tiempo, existe una clasificación de prioridades para que sean atendidas. Por ejemplo, todas aquellas llamadas desde los ascensores tienen prioridad por poder estar relacionadas con la seguridad y las que se realicen desde los accesos de entrada tienen prioridad a las de las salidas.

Mencionar que existen cámaras del circuito cerrado de televisión orientadas a las rampas de salida por si algún vehículo accede en dirección contraria a la parte de residentes.

El procedimiento que hemos descrito corresponde a un procedimiento automático. Por motivos de seguridad, todas las barreras pueden accionarse en modo manual. En caso de que hubiera problemas y algún vehículo accediera mediante accionamiento manual, quedaría un registro de su entrada.

Para salir del aparcamiento para residentes, las barreras interiores se abren directamente al pasar el vehículo por las espiras magnéticas, mientras que las barreras de salida a la calle se abren mediante la presentación del abono en las salidas que dan a la calle.